martes, 7 de abril de 2015

German Lowcost, Capital Profits.



Accidente del Airbus : lo que los medios no dirán
El piloto del vuelo 4U9515 Germanwings ha terminado sus días arrastrando a la muerte a 150 personas entre tripulación y pasajeros...



Como con cualquier suicidio en el trabajo, los patrones y sus perrodistas solo explican este acto por la debilidad psicológica del copiloto, sin reconocer que los factores relacionados con el trabajo también son causa de esta debilidad. Con toda la desconfianza y las sospechas puestas en los controles a sus futuros empleados: nada de deprimidos, nada de  musulmanes,  nada de rebeldes, de opción sexual 'respetable' ...

Bajo presión y bajo salario

Germanwings es una subsidiaria de bajo coste de la aerolínea Lufthansa. La guerra de precios que provocó el éxito del low cost encierra la guerra de los recortes salariales, contratos precarios, malas condiciones de trabajo. En 2013, Lufthansa trasladó a Germanwings la mayoría de sus vuelos nacionales pasando su flota de 32 a 90 aviones, pero bajando en un 20% los salarios. "Vamos a firmar contratos en Germanwings por los que tendrán que trasladarse a los hubs de Frankfurt y Munich, o  irse de la empresa", resumió en ese momento el patrono Carsten Spohr ... Y para acelerar el proceso, Germanwings debe dejar su lugar a la nueva "Eurowings", que renegociará, aún más a la baja los nuevos contratos, con el fin de alcanzar una reducción del 40% en los "gastos de explotación".
Junto a los salarios y a la garantía del derecho a la jubilación a los 55 años, ésta ha sido una de las razones que han provocado las huelgas recurrentes de los pilotos de Lufthansa y de Germanwings. En 2014 fueron doce. La última, convocada por el sindicato de pilotos Vereiningun Cockpit el 18 y 19 de marzo, tuvo un gran apoyo. El copiloto que ha estrellado el avión se quejaba de la presión que sufría. El periódico alemán Bild cita a su ex-novia: "siempre hemos hablado mucho del trabajo y cuando lo hacía, se transformaba en otra persona, se cabreaba por las condiciones laborales: salarios bajos, miedo de perder el contrato, mucha presión". Lufthansa anticipa el coste de la formación para los nuevos pilotos… pero éstos deben rembolsarlo una vez concluida y el importe total es desorbitado: 100 000 €. Teniendo en cuenta que el salario del copiloto es de 3 000€, esto significa que durante 15 años debe destinar 1 500€ al reembolso del anticipo. Todo menos un sueño. Y si pierdes la licencia para volar, ¡es la ruina! Esta es una de las razones por las que este joven ocultó su baja por enfermedad.

No es casual que Air France también tenga un proyecto para desplegar una filial Low Cost, Transavia, que está en suspenso debido de la huelga de pilotos del pasado otoño.

Circunstancias dramáticas pero esclarecedoras

Para economizar gastos, las compañías aéreas impusieron que el vuelo en los A320 se hiciera con dos pilotos en lugar de con tres como se venía haciendo previamente. En Francia se adoptó la medida estando de ministro el comunista Fiterman. Debido a las medidas de seguridad antiterrorista, el sistema de bloqueo de puertas impidió al comandante a bordo acceder a su puesto. En función de una pretendida superioridad occidental, no se tuvieron en cuenta los númerosos accidentes suicidas del pasado (Royal Air Maroc en 1994, Silk Air en 1997, Egypt Air en 1999 y ¿Malaysian Air en 2014?). También con el fin de ahorrar gastos, las revisiones médicas que antes se hacían cada 6 meses ahora se hacen una vez al año.

Este drama nos afecta tanto porque es una metáfora del sistema: estamos pilotados por gente que ha perdido la razón y que nos lleva a la catástrofe sin poder hacer nada. Según su compañera, el piloto habría dicho: "Un día voy a hacer una cosa que va cambiar el sistema y entonces me haré famoso". Nosotros también queremos hacer algo para cambiar el sistema pero, claro está, por otros medios. Aisladas y aislados, las y los asalariados que sufren actúan de forma desesperada. Nuestra respuesta es totalmente diferente: resistir colectivamente para cambiar el sistema que nos conduce a esta espiral suicida de destrucción del planeta, hundiéndonos en la soledad y eliminando nuestras conquistas sociales.


Fuente: JetAelys 

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Dale cancha a la versión oficial hablando de condiciones laborales y maniqueísmo barato para de ese modo lo obvio resulte no posible, "no puede ser que sean tan perversos", "¿qué ganan estrellando un avión?". Quítale el titulo al blog, ya te vale.

Anónimo dijo...

Los MassMierda hacen recaer todo el problema sobre la psicopatía del copiloto -el factor humano-. Esta vez ha fallado 'TODO' menos la mecánica. Sin negar que exista esta psicopatía, de lo que informan 'menos' es de las condiciones laborales, de explotación, de falta de controles, de negligencia empresarial ...Porque asumir estos hechos hace responsables a las aeronáuticas y no a un pirado que debería estar pilotando una Wii.

Anónimo dijo...

¡Si hombre vamos a contar las empresas de comunicación la 'verdad' de lo que ocurre para que luego las campañías aéreas nos quiten la publicidad! ¿Tú estás loco o qué?